Una vez más European Father & Son Golf Championship ha escogido golf el rompido para su cita anual